©2019 by Ventana al Tarot. Proudly created with Wix.com

 
Buscar
  • joseptarot

El loco

Actualizado: 2 de abr de 2019


El tarot es un poderoso oráculo que obedece a múltiples interpretaciones y estudios. Sin duda son muchos los significados que podemos atribuir a cada una de las cartas y, dentro de esas atribuciones, unas corresponden a un aspecto más espiritual, otras a uno más psicológico y otras son de carácter más material. Yo voy a adentrarme en su aspecto más psicológico en primer lugar.


El Loco es la carta 0 en los arcanos mayores. El 0 es símbolo de infinitas posibilidades, es aquello que se prepara para ser cualquier cosa, es la energía en estado embrionario a punto para eclosionar. Como curiosidad, decir que el loco es el jocker en la baraja actual, carta que podemos usar para realizar la jugada que más nos convenga. Sin duda esa habilidad la ha conservado de su significado originario.


En el tarot, el loco es un hombre ataviado con ropas de juglar con un hatillo a sus espaldas. Nada más evocativo para nuestra mente que esta figura dispuesta a iniciar su viaje a no sabemos dónde. El hatillo simboliza que lleva consigo todo aquello que necesita para su travesía, sin acarrear cargas inútiles. Tenemos ante nosotros a aquel que se dispone a iniciar un viaje a lo desconocido y, como tal, en su correspondiente equivalencia a nuestra vida, se trata de la energía primordial que nos empuja a emprender un camino.


Para muchos de nosotros “el loco” puede ser aquel que decide cambiar repentinamente el rumbo de su vida: el que tiene un impulso y cambia lo establecido; el que rompe con todo y emprende un camino nuevo. La locura siempre nos da miedo, pero aquí no se trata de una locura real sino de aquella energía que nos insta a tomar una decisión, es aquella idea que se gesta en nuestra cabeza y que, de repente, estalla.

En el tarot Rider, el mago sostiene una flor en su mano izquierda, símbolo de inocencia y de que sus decisiones corresponden a un impulso inconsciente. Muchos dicen que el perro que le acompaña advierte al loco del peligro, de la inmediatez del precipicio que tiene a su lado (en el tarot de Marsella no existe dicho precipicio y el loco está simplemente andando). En este caso, lo que yo observo es un perro que se está divirtiendo y para mí constituye un símbolo del divertimento, del instinto animal que nos insta a convertir la vida en juego.


Podemos decidir por tanto que El Loco es un impulso repentino, una fuerza que nos insta a actuar;

es la voz que obedece al instinto.

38 vistas